España es uno de los países europeos donde es más barato vivir